19.2.11

MANADA



En uno de mis viajes al interior
encontré algo en el exterior
que me permitió sentirme cómoda,
escuchando muchas veces
una palabra que me parece hermosa:
Manada.
.
Desde mi naturaleza salvaje
escuché aullidos cercanos,
y sentí un brazo que me acompañó
al encuentro de mis hermanos,
el hermano río,
el hermano zampullín,
la hermana lluvia,
y que me mostró paisajes
que ya había olvidado.
El hermano fuego me sorprendió
y también un aura dorada
que pude ver sin que nadie se diera cuenta.
.
...gracias...
.
Quiero enseñarte mi último cuaderno
"ESPÍRITU DE LA NATURALEZA"
intentaré colgar una fotografía en el blog,
si él está de acuerdo.
(SÍ ESTUVO DE ACUERDO, Y LO COLGUÉ UN TIEMPO DESPUÉS
DEL PRIMER ENCUENTRO CON EL ACOMPAÑANTE DE LA MANADA, YA EN DICIEMBRE DE 2012.)
 

2 comentarios:

Aire Fresco dijo...

Manada: a veces no me gusta pertenecer a la grey, a la manada, pero somos animales sociales, que, aunque estemos aislados por "nuestras cosas", necesitamos contacto con el grupo, manada, grey. Ya me ves, buscándote para darme la PAZ que necesito en estos momentos!!!
Querida mia, seguiré visualizando mi triunfo para estar dentro de la MANADA. De esa manada a la que quiero pertenecer.
Besos!

LIRA dijo...

Querida mía,
Yo te visualizo llena de paz.
La manada de la que hablo en este comentario, es otra.
No es la aglomeración, o la turba,no.
Es el lugar al que perteneces, al que pertenezco,
ése que estoy buscando desde siempre...
Por eso escuchar esa palabra es comenzar a vislumbrar mi reino, mi destino, mi paraíso