10.12.08

SER


cuaderno pintado a mano titulado "belleza en estado puro"

Su casa está llena de exquisited y sencillez, mezcla de detalles de buena calidad, exclusivos, con objetos del campo o hechos a mano, con orden y armonía, buen gusto y belleza.
Me enseña su altar.
Lleva puesto un vestido de raso en color gris perla, con escote
La Mujer Salvaje, abundante, está desnuda, en el río,
plenamente segura, sin miedo a miradas o ataques.
Disfruta del agua, de su cuerpo, de su vitalidad,
disfruta del entorno.
Ella está plena de una naturaleza salvaje, que le hace sentirse integrada en el paisaje,
y Ser una más junto al río, a los árboles, a los peces...
Ella no desentona,
su instinto le dice a qué lugar pertenece, y dónde está su hogar.
Es una mujer completa, en lo material y en lo espiritual.
Conoce la sabiduría de la naturaleza, y la lleva muy presente en su vida.
Es una maga que conoce los misterios y que a la vez, se asienta en su propia simplicidad.
Le gusta la vida,
le gusta su cuerpo,
cuida su hogar,
ama la naturaleza, y se siente feliz.
Su casa es una mezcla de hogar sencillo y palacio exquisito.
Allí ha plasmado su Ser.
Su energía discurre plena y en paz por todos los rincones de su casa.
Se alegra con sus objetos,
recrea su belleza con sus lujos, y con sus objetos más simples.
Se recrea en el silencio de su hogar.
Sabe vivir la vida.
Reconoce su valía.
Reconoce sus sentimientos.
Ama su libertad.
Reconoce sus capacidades en cualquier situación y ante cualquier persona.
Se siente grande, hermosa, saludable, vibrante,
es abundante en amor.
Nunca se siente sola.
Ama las ardillas que se le quedan mirando,
y los gatos que la acompañan...
(extracto de meditaciones pasadas)
.
.

2 comentarios:

Aire fresco, agua y árboles dijo...

Bella historia la de la maga, elegante naturaleza, serenidad poderosa.
Ojalá hoy estuviera así. Yo, sin embargo, me siento distinta.
Desde cuándo llevo en esta prisión, con los mismos grilletes de siempre?
El día amaneció blanco, frío, precioso. Dudé en que fuéramos a andar pero te estuvimos esperando.
Te llamé, al final nos fuimos por las hoces, por el Puente a subir a la Plaza Mayor y verlas tan blancas... También vimos buitres sobrevolando el cerro Socorro. Fuimos de museos, día cultural. Otro día nos toca hablar y andar.
A ver cómo te levantas!
Un beso grande.

juanjo dijo...

Lira, me tienes loco. Sabía, o mejor dicho intuía que eras un poco mística, pero... ahora me dejas... con la boca abierta.
Ya me podías haber contado algo de todo esto ¿no? Me parece super interesante y me gusta la gente que se apasiona por algo y consigue plasmarlo de alguna forma. Espero que sigas con ello y te aseguro que te visitaré en más de una ocasión.
Cada día que pasa me tienes más... alucinado con tu forma de ser.
Un besazo.