11.11.08

UN LUGAR ADENTRO

Me gusta encontrarme contigo por la calle,
andando por la misma línea de adoquines,
justo para chocarnos...
o verte al otro lado de la calle,
y que cruces y acabes tomando un café conmigo.

Y me gusta tu bufanda rota llena de agujeros,
y tu camiseta verde con una gran flor en el lado izquierdo,
recién comprada,
también me gusta cómo coges una foca de peluche
y la pones enfrente de tu cara como para hablar con ella....poniendo toda la concentración ahí, en ese encuentro con tu niño...

Ya no sé qué es lo que tienes
que tanto me gusta.
No sé si es tu espiritualidad,
o quizá la seriedad casi irrisoria con que te tomas todo,
para al segundo reírte de todo
o criticarlo todo,
o tal vez tu aspecto de clown,
tu aspecto de ser de otro planeta,
al menos de no ser del planeta Cuenca,
o tu aire irresistible de niño travieso

Pero de todas esas cosas, me quedo
con la gratitud de haber podido volver a compartir pequeños momentos contigo
para dejar de ser extraños, y descubrir el calor que anima nuestra alma y que nos hace amigos.
Y por acercarme un poco más al Oriente también...


2 comentarios:

EJG dijo...

Precioso.

Cristina dijo...

Lira, lo he leído y coincido con EJG, precioso.
Te veo pronto!
Besos!